?

Log in

Esciam
24 August 2015 @ 10:05 pm

Él la mira y, aunque Biwako está frunciendo el ceño y tiene las manos hechas puños a los lados de su cuerpo, Hiruzen Sarutobi solo siente un gran alivio y le sonríe.

Biwa-chan, kami te ha enviado desde los cielos. ¿Podrías ayudarme con todo esto, por favor? El Yondaime simplemente da por hecho que voy a revolucionar… ―Más por instinto que por deseo, Hiruzen mueve su cabeza para alejarla del alcance de la palma de la mano de su esposa. Eso la hace dar un bufido aún más enojado.

¡No tienes ninguna vergüenza, Hiruzen Sarutobi! ―exclama ella―. Me has vuelto a ignorar cuando sabes que odio que lo hagas, y ¿luego me pides un favor? ¡Antes si quiera de pedirme perdón!

Final del capi 1, porque mi LJ sigue sin querer subir nada de más de 3500 palabras.Collapse )

 
 
Esciam
24 August 2015 @ 10:01 pm

1. Madre, esposa y ninja-médico.

El 24 de setiembre de ese año hay una mañana soleada, pero fría y ventosa. Sin embargo, a Asuma Sarutobi eso le importa muy poco. El dolor en los músculos hinchados, los órganos internos lacerados, los huesos fisurados y la sangre manando por todas las heridas que penetraron su piel le hace imposible sentir el frío, viento o importarle en algo la luz.

Ha estado tirado en el suelo por casi media hora, su respirar rápido y difícil, su cuerpo totalmente sudado y su ropa ensuciada y desgarrada. Y sin embargo, eso tampoco era lo que más le importa. El dolor más grande que siente es el golpe contra su propio orgullo. ¡Necesita tanto un cigarro!

¡Smack! Siente el manotazo en su cabeza. «¿Pero cómo supo que estaba pensando en eso? Juro que a veces parece que es una Yamanaka… ¿¡Como puede ser que está bien que mate pero no que fume!?» piensa Asuma mientras mira perezosamente hacia un lado. Ahí, tapando la luz del sol que oscurece sus facciones, puede vislumbrar el talle bajo y delgado de su madre. Da un suspiro. Ella tiene las manos sobre sus caderas. Eso solo puede significar que…

Vas a oírme, Asuma Sarutobi, y a oírme bien. ―el interpelado da otro suspiro. Como había previsto. Su madre va a darle otro sermón―. Estás dejando que tu orgullo se interponga, de nuevo.

Lee más... que es solo el inicioCollapse )


CONTINÚA

 
 
Esciam

Disclaimer: Doctor Who no me pertenece, la versión del Nine Doctor, es cosa de Russell T. Davies y compañía. Este fic no toma en cuenta "The day of the doctor".

Advertencias: angst, mucho insight.

Notas: Hecho para dirtylaw con todo mi cariño, como regalo del aisinfronteras. Espero que pases unos muy buenos momentos, con tus seres queridos, esperanza, ocio y alegría. Y que leer este fic fuera uno de ellos porque, aunque tiene el angst que pediste y puede que no cuente mucho por estar en insights, se hizo con mucho amor. ¡Abrazos!

Finales, comienzos. Ciclos.

… Porque cuando entró en su TARDIS, ya nadie de su familia podía seguirle. Habían muerto, y solo por eso estaba tan seguro de matar a todos, por más que hubiera aún algunos que quisiera salvar. Pero eso significaba hablar de su plan, y nadie era tan cobarde o loco para apoyarlo. "Cobarde y loco... Desesperado, horrorizado, angustiado. Cansado. Adolorido... Al infinito" se decía eso y más, todo teñido de culpa. Aún antes de haber terminado su plan, ya sentía culpa. Desde el momento que dejó a su mente centrarse en el mismo e ir construyéndolo, culpa. Culpa y placer. Emociones tan inmensamente sentidas que a veces ni podía pensar. Tan infinitas como la idea misma. Destruir a todos los Daleks, aunque eso significara destruir a todos los Señores del tiempo... Cuando ninguno de su familia estuvo vivo, el precio a pagar le pareció ínfimo. Aún así, la culpa no se iba, y con cada paso que daba para lograr su plan, en su rostro había una sonrisa perversa al igual que lágrimas apenas ocultas en su mirada.

Era tanta la culpa y el dolor que creyó que su plan no era solo un doble genocidio, sino simple y llano deseo suicida.Collapse )

OoOoO

Y eso fue. Sé que tiene aire a final abierto, pero como bien conocen la historia de Rose con el Doctor, en verdad no lo es. Espero que les haya gustado lo suficiente. ¡Saludos!

 
 
Esciam
26 January 2014 @ 03:16 pm

¡Hola gente!

¡Tanto tiempo!

He andado perdida en acción, desde lo de mypha me he estado refugiando en las series o en hacer tonto, y casi no he andado por aquí, más que para stalkear muy poco y atrasado, o para hacer la corrección de estilo para Literofilia y una reseña para Pandora Magazine. Por cierto, estoy toda felicilla porque esas dos reseñas y entrevistas que he hecho para la Pandora, parecen haber sido muy bien aceptadas, y hasta me creo que sirvo para reseñar :) . En fin, que creo que, poco a poco, ya estoy volviendo. Aunque no sé del todo qué tanto lo haré, al menos no me quiero perder mucho en acción.

Popurrí sin orden ni importancia.Collapse )

Pues eso gente, esto es como un ¡Sigo viva! Aunque mis llegadas por sus Ljs de los últimos días también es testimonio de eso, ¿no?

Abrazos lindas!

 
 
Esciam
31 December 2013 @ 06:43 pm


La tierra en el aire.

Extractos de la bitácora de Aldieb tercera y las hojas naranjas "La que solo teme a la tristeza". Sobre el primer resurgimiento de una tierra aerea.

Los tenía en donde quería. Esperanzada de que no notarían nuestra llegada, me agaché detrás del arbusto lentamente y miré sus movimientos por entre hojas y ramas. ¡No podía creer que estuvieran ahí, por fin! Sonreí como maniaca por un par de segundos, hasta que Kahe partió una estruendosa ramita al acercarse. «¡Que te calles!» le gritaron mis ojos muy abiertos y mi boca apretada cuando me giré a verle. Él asintió varias veces. Desde ese momento casi que ni respiró y, por supuesto, ni una vez miró de nuevo hacia donde estaba el Gaelkn... "No temen lo que deben temer, por temer a lo que creen". A veces me parece que el mejor guía es el que teme a todo, y no he tenido mejor guía que Kahe en mucho tiempo.

Apreté la máquina fotográfica entre las manos, me giré lentamente y estiré un poco para atisbarles por encima del arbusto. Sonreí de nuevo, y no sé cómo pude controlarme de no ponerme a gritar, bailar y dar saltos de la alegría. Poco me importaba la terrible humedad del aire que se convertía en líquido-sudor impregnando toda mi piel. Menos me interesaba el almuerzo por el que habíamos dejado de caminar, ni el dolor de mi tobillo lastimado. Todo había desaparecido para mí porque, más allá de un riachuelo azul y rodeado de una leve bruma azulada, se encontraba mi objetivo: el Gaelkn, o tigre brumoso blanco. Y no solo uno, era una hembra que, perezosamente echada, se dejaba lamer por su cachorro... ¡Algo que solo yo he visto en cientos de años!

Puse la máquina frente a mis ojos, giré el luzómetro...Collapse )

 
 
 
Esciam
24 December 2013 @ 03:43 pm

¡Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!!!!

Aunque en estos meses he estado desaparecida en inacción, navidad es navidad. Y deseé venir a decirles lo tanto que los quiero, lo algo que les he stalkeado y mis disculpas por no haber estado como pudiera. Me hubiera gustado y mucho haber venido que regalitos varios, pero que sepan que se les quiere y mucho aunque no es así.

Les deseo lo mejor del mundo para estas vacaciones y el próximo año, que su vida sea lo que necesitan que sea, y que el amor les colme su existencia. Y aunque claro que hay dificultades, que sean pocas y no tantas como esos momentos en que sonríes porque todo se siente que está bien.

Muchas gracias a las chicas que no se olvidan de mí, en especial a la única y muy especial aglaiacallia por preguntarme como estoy cada tanto, y por hacerme una tarjetita que es preciosa y tan yo; a sara_f_black por estar cuando me ha dado por hablar, ¡una lindura! Y por tenerme paciencia y ganas a mi AI de Sherlock Holmes; y a erewhom que sieeeempre está con sus buenos deseos, muchas gracias por el email, eres de lo mejor. ¡Y gracias a mi AI! UNA HISTORIA PRECIOSA DE HOGWARTS EN UN FUTURO CERCANO!!!! Quedaré eternamente agradecida y a la espera de mis otros AI. Que, aunque no estoy, siempre sigo escribiendo y leyendo...

Por cierto, ¡Persona a la que ya publicaron el AI que le hice, por favor, pasate por aisinfronteras!!!

¿Qué ha sido de mí? En resumen, sigo igual, solo que ya tengo mi título y estoy colegiada, como mi hermana la solsido y la mimí, que ya tiene su primer título de preescolar :). He visto muchas series de las que tengo algunas ideas, claro (por cierto, ¡gracias carla_gray y a dryadeh por esos post que hacen de amor a las historias y taaaanta comicidad en medio, me parto con ellas, gracias!), pronto sale otra reseña-entrevista que hice para Pandora Magazine y extraño mucho a mi padre en estas fechas... Dios, algún día les contaré una pequeña historia al respecto.

¡Pero volvamos a la felicidad! LES MANDO UNOS GRANDES ABRAZOS, y les pido que den amor a los suyos a su manera, que para éso están estas fechas.

¡Besos y hasta luego!

 
 
 
Esciam

(VENIMOS DE AQUÍ)

Epílogo

¿Y si llueve?


Como no tenía nada mejor qué hacer mientras estaba encerrado en mi cuarto y Lee se comportaba como amo y señor del edificio, y además porque estaba muy cansado, intenté dormir.

Aunque no dejaba de recordar a la Oni, sus grandes colmillos, la horrible herida de Ben y los gemidos de dolor del perro de Fu después de la caída desde el techo, al final sí pude conciliar el sueño. 

-o-


Cuando desperté, era las 01:13 pm.

Me había perdido la hora de almuerzo y, por lo tanto, de poder llamar a mis amigos. Vi mi teléfono celular y tenía mensajes de texto y llamadas perdidas de Jun: «¿Qué te hiciste, estás bien?» y dos más por el estilo de su parte, junto a uno de Lucas: «¡Capeaste la masacre! Hubo prueba sorpresa».

Me rasqué los ojos, pensando que fue una muy buena dormida para no haberme despertado por el teléfono celular… Volvía a tener hambre.

Bajé las escaleras, deseando que Lee y sus sombras ya no estuvieran ahí, y así fue. Pero tampoco estaba mi padre en el sillón donde lo había dejado.

-¡Ben! ¡Mamá! -gritéCollapse )      
Fin
 
 
Esciam

(VENIMOS DE AQUÍ)


4

¿Y el tercer tipo?
Pero, por más que no lo vi, sí pude oír el tremendo golpe, casi perder el equilibrio cuando vibró todo el lugar, escuchar más cosas cayéndose y quebrándose, sentir los impactos, y el dolor de una cortada en mi mejilla, por los vidrios quebrados y cayendo de lo que antes fuera el techo. Pero nada se comparaba con los gritos de dolor de la Oni y los gañidos lastimeros del perro de Fu.

—Sal… salgamos… —decía el PdT, y sentí sus frías y sudadas manos en mi cabeza, como si quisiera evitar que viera lo que él sí presenciaba.

Dimos la vuelta, bajamos del mueble y salimos del Círculo por fin. PdT cerró la puerta tras sí, y eso apagó mucho los lastimosos sonidos. Me tranquilicé un poco, aunque terminé de hacerlo, al menos lo más que podía dada la situación, cuando vi a mi madre correr hacia mí y me abrazó con mucha fuerza. El miedo se diluyó en un tan necesitado alivio, tanto que hasta los gemidos apagados dejaron de darme tanta pena.

—¡Oh, gracias al cielo! —exclamaba ella, llorosa—. ¿Están heridos? ¿Pero qué ha pasado? Mark, ¿qué hay adentro? —uno de sus brazos me soltó, y lo alargó al PdT. Sentí que él hizo un movimiento brusco para alejarlo y lo vi irse con rapidez, sin ver atrás ni decir nada. Pero mi madre pareció no darle importancia. Me soltó solo un instante, porque luego puso sus manos en mis hombros y me vio a la cara, preocupada—. ¡Estás sangrando! ¿Tienes otras heridas?
-No, nada. -dolía, pero prefería que arreglara ese embrollo...Collapse )

 
 
Esciam

(VENIMOS DE AQUÍ)


3

¿Qué hace el silbato de jade?

¡Nada! Nada de nada. Cuando me la llevé a la boca tuve la febril idea de que el caracol-coral iba a… No sé, ¿sonar como uno de esos enormes cuernos de caza? ¿Convertir mi aliento en un torbellino? ¿Agigantarse en una tortuga ninja? Juro que cualquier cosa me hubiera sorprendido menos que la simple e indignante nada. ¡Solo se oían mis estrangulados y salivosos esfuerzos! Y claro que ellos no se comparaban con los golpes, cada vez más fuertes y seguidos en la puerta que empezaba a curvarse en algunos sitios y, sus goznes, a chirriar.

—¿Qué… qué quiere? —preguntó, cómo no, PdT. Creo que había tratado gritarlo para que el atacante le oyera, pero no lo había logrado con su voz agudizada.
Los dos dábamos pasos hacia atrás con la mirada fija en la puerta... Collapse )